------- MENU HORIZONTAL ------
Pin It

Widgets

¡Vamos Ganando! x2

Damián | 14:06:00 | 0 comentarios


Un 2 de abril de 1982 dio comienzo la Guerra de Malvinas, un conflicto bélico motivado solo por los intereses políticos de la decadente dictadura militar. El mismo día, pero del 2013, ocurrió la inundación más importante de la ciudad de La Plata, dejando en evidencia los decantes intereses personales de un sector de la clase política. Dos fechas diferentes en aspectos generales, pero dos sucesos humanamente trágicos por las ambiciones de unos pocos.

Bajo enunciados contra la subversión, el desgobierno y la corrupción se dió comienzo a la última dictadura militar. Pero esta solo trajo más violaciones a los derechos humanos, crisis económicas, abuso de poder y corrupción. La década del 80 encontró al gobierno de facto bajo la presión social que pedía por el retorno a la democracia. La respuesta fue la Operación Rosario, la guerra de Malvinas, con el deseo de capitalizar el sentimiento nacionalista sobre una reivindicación histórica.
Treinta años más tarde el Frente para la Victoria se alzó electoralmente como la alternativa a los viejos modelos viciados de corrupción e impunidad. Se prometieron obras, trabajo, educación, salarios y un cambio de rumbo en el sistema económico que beneficiaba a unos pocos. Pero nada de ello se cumplió; por el contrario se terminó profundizando la corrupción, la injusticia, los privilegios y los abusos de poder. La tragedia socio-ambiental de La Plata es una de las tantas pruebas tangible de ello. Y desde luego el poder gubernamental intentó lucrar nuevamente a partir de las emociones y sufrimientos de la sociedad.


Vamos Ganando” titula una histórica tapa de la revista Gente. Según esa versión las tropas argentinas se encontraban en condiciones óptimas, mientras que el enemigo se batía prácticamente en retirada. Pero de la noche a la mañana la guerra se perdió, y el tiempo develó la verdad. Las peleas políticas e incomunicación entre los comandantes destruyeron cualquier plan estratégico integral. En tanto las unidades emplazadas se encontraban mal trechas ni preparadas para el combate. Pasaban hambre y frío ante la inexistencia de un eficiente sistema logístico. Solo el heroísmo y las improvisaciones de quienes actuaban por ideal y compromiso propio hacían la diferencia que luego la política dictatorial intentaba expropiar.
En los primeros años de la “Década Ganada” kirchnerista se prometieron, entre otras cosas, las obras hidráulicas para que la ciudad no vuelva a inundarse y pueda afrontar incluso los el cambio climático. Pero lejos de cumplirse, llegó la inundación del 2008. El reciente intendente electo Pablo Bruera renovó las promesas y acusó a su antecesor (Julio Alak). En aquella ocasión las radios locales, como FM Cielo, se pusieron a la cabeza de la situación para alertar y aconsejar a los vecinos ante la falta de una directiva oficial. Pero el 2 de abril de 2013 la inundación inhabilitó la mayor parte de las estaciones radiofónicas, y el municipio solo contaba con un bote salvavidas. Sólo quedó la gente auto-organizada que abrió sus puertas, dispuso transporte y sogas para salvar a los vecinos. Una inmensa red de solidaridad que posteriormente las ausentes autoridades gubernamentales intentaron expropiar.

Durante la gesta de Malvinas se hizo propaganda con cada avión y cada barco enemigo alcanzado por el fuego de las armas nacionales. Se incitaron las expresiones burlonas para mantener el espíritu nacionalista y silenciar las alertas sobre lo que ocurría en verdad. En La Plata del siglo XXI se optó por construir el discurso electoral a partir intentar fusionar la solidaridad y las pecheras del La Cámpora. Y así tapar todas las denuncias sobre la cantidad de víctimas fatales, el robo de mercadería y contra los roles de Pablo Bruera, Daniel Scioli y Cristina Kirchner, entre otros.
En 1982 los altos mandos de las tres fuerzas armadas fueron incapaces de dejar sus diferencias e intereses personales, y causaron 649 muertes argentinas directas e injustificables. Pasadas tres décadas, motivaciones personales similares se cobraron al menos 89 vidas evitables y una investigación por falsificación en los certificados de defunción.
En ambos momentos de la trágica historia argentina, quienes tenían el poder gubernamental intentaron ocultar la verdad y eludir sus responsabilidades. En un caso excluyeron a los veteranos de Malvinas, los abandonaron y estigmatizaron. En el segundo años más tarde retomaron el peor ejemplo de la dictadura militar, y ejecutaron un plan sistemático para ocultar la cantidad de víctimas fatales. Primero dijeron 51, ante las denuncias periodísticas y reclamos vecinales se elevó a 67 y luego a 74. A cumplirse el primer aniversario ya hay 89 muertes identificadas y 16 según la investigación del Juez Federico Arias, quien recibió más de 300 denuncias.

El 2 de abril queda marcado en la historia argentina como un día trágico. Entre 1982 y 2013 existe un abismo de diferencias, pero también un conjunto de lamentables coincidencias. Pues si bien en los momentos críticos es importante difundir una comunicación que mantenga la moral social alta, esta se invalida cuando se ejerce con mentiras y especulaciones personales. Solo quedan cínicas palabras de las irrespetuosas propagandas frente a una población desgarrada que intenta reconstruirse.

Archivado en:: ,

0 comentarios