------- MENU HORIZONTAL ------
Pin It

Widgets

Chocolate y la vetusta ley de protección

Damián | 10:15:00 | 0 comentarios

Uno de los asesinos del perro “Chocolate" fue apresado y se encuentra en mano de la Justicia, pero gracias a las desactualizadas leyes solo podría recibir un condena entre 15 días y un año.


“Chocolate” es uno más de las decenas de trágicos y crudos ejemplos de maltrato animal. Según trascendió, como “ladraba mucho” su dueño decidió torturarlo y despellejarlo vivo. El cachorro falleció siete días después a causas de las heridas infligidas, en la veterinaria dónde intentaron salvarlo. El acusado por su asesinato, el peluquero Germán Matías Gómez, podría afrontar hasta una pena de sólo un año de prisión; si es que no es declarado inimputable.

La Ley 2786 de protección animal que violentaba en este caso, data de 1891; impulsada por Domingo Sarmiento, Bartolomé Mitre y el Dr. Lucas Albarracín. En aquellos años aún regía la idea de la supremacía de un hombre civilizado con derecho de explotar todo lo que tenga algún valor, pero los políticos del momento supieron posicionar al país a la vanguardia ambiental. Pese a no ser una ideología hegemónica, hace 125 años se establecieron las primeras pautas que prohíben el maltrato animal y su explotación laboral, entre ellos las corridas de toros y el tiro al blanco con palomas.
Desde entonces por las diferentes cámaras del Congreso Nacional han pasado numerosos proyectos para actualizar la legislación protectora de animales, incluso algunas llegaron a obtener media sanción y la perdieron por quedar archivadas. Pero la última actualización de este marco legal se reglamentó en 1954 e implementó un castigo de prisión entre 15 días y un año para quienes violenten los derechos de los animales.

En estos últimos 60 años la sociedad cambió, evolucionó en su comprensión del mundo y la responsabilidad de los humanos frente a otras especies de animales. Con el resurgimiento de las ONG ambientalistas a partir de la década de los ’80, las reformas educativas y el poder de las Redes Sociales, la misma población se fue organizando para luchar y alcanzar nuevas metas en la protección de los diferentes especies y ecosistemas.
Fue la organización civil quien impulsó la Ley de Bosques, la Ley de Glaciares y la Prohibición de las Peleas de Gallos en Argentina. Del mismo modo esta misma población es la que comienza a repudiar, vigilar y escrachar cualquier acto de abuso contra los animales; en parte porque los textos legales ya no poseen un poder punitivo eficiente ante estos delitos.

Foto: www.infobae.com
Recientemente se volvió a armar revuelo por una filmación donde una estudiante de modelo, “Leona Estrella”, abandona a su gata en la rambla de una avenida de La Plata. La condena social no se hizo esperar, además de innumerables comentarios, el video se compartió más de 52 mil veces. Similar repudio recibieron el empresario Matías Garfunkel y la modelo Victoria Vanucci tras sus fotografías cazando animales en África. Aunque por su fama, su posición económica y los vacíos legales, el mal ejemplo de  asesinar animales por placer no pudo ser gubernamentalmente castigado. Peor aun, estos dos individuos recorrieron los medios de comunicación como “víctimas” de una invasión a su privacidad y luego embistieron contra quienes sí tienen una conciencia de respeto por otras especies del Reino Animal.

En pleno 2017, como sociedad seguimos esperando que los legisladores cumplan con su promesa de fomentar una conciencia ambiental. Es decir que dejen de cajonear proyectos durante años para que finalmente sea actualizada la Ley 2786 de protección a animales, tanto en un carácter punitivo como en el preventivo. Mientras los representantes se encuentran cómodos en sus sillones, en la Internet y en la vida cotidiana encontramos muchos ejemplos de estos delitos que quedan casi impunes y se consolidan como ejemplos; solo frenados por la mano y conciencia civil impotente frente a un anticuado marco legal que ya no les respalda ni les representa.

Archivado en:: , ,

0 comentarios