------- MENU HORIZONTAL ------
Pin It

Widgets

Educación (2): Argentina vs Finlandia

Damián | 12:32:00 | 0 comentarios

Cuando se habla de la educación en un país se nos viene la imagen de un maestro como el responsable de uno de los trabajos más nobles. En Argentina vivimos en una paradoja en cuanto al trato que reciben. Públicamente siempre es correcto exigir el respeto que merecen, pero en la práctica se les asigna sueldos mínimos, carecen de insumos y regularmente son expuestos a actos de violencia; la perfecta anti-tesis de lo que ocurre en Finlandia

Parte 2: Docencia

En Finlandia ser un educador es considerado un orgullo y una gran responsabilidad difícil de alcanzar. Un estudiante que desea iniciar la carrera en la Facultad debe obtener un promedio superior a 9 en su bachillerato y demostrar una vocación de voluntariado. El plan de estudio de magisterio dura 5 años y al finalizar deberá presentar una tesis. A su vez los mejores promedios son los designados para los primeros años de escolaridad.
En nuestro país los profesorados se obtienen en Institutos de Formación Superior, y en algunas Facultades, con planes de estudios de 4 años y sin la necesidad de presentar Tesis, similar a lo que ocurre en España (Top 21 - 2015)

Fuente: Pixabay
Dentro de un aula las diferencias entre ambas naciones van en aumento. En el país nórdico un acompañan a un mismo curso durante sus primeros 6 años. Los edificios se encuentran en condiciones de higiene optimas, al extremo de que los niños pueden andar descalzos, como lo propone la pedagogía Waldorf para mayor comodidad. Incluso todos los estudiantes poseen los mismos recursos materiales para su formación porque estos son suministrados gratuitamente por el gobierno: libros, excursiones, transporte, comida y otros recursos.
Como complemento opcional los padres pueden pagar 100 euros mensuales para que sus hijos reciban una hora extra de clase, además de que las instalaciones se encuentran amoldadas para que se dicten talleres extracurriculares, gabinete psicológico y comedor.

En contrapartida en Argentina es cotidiano encontrar noticias sobre colegios donde se caen los techos y vidrios. Muchos conocemos o vivimos historias con profesores que jamás cumplían con sus propias asistencias. El sistema pedagógico vigente se concentra en la acumulación y retención de contenidos bajo un esquema vertical que no da lugar a las pedagogías como la Waldorf, Montessori y Morton
En un país dónde se pone en tela de juicio la existencia de comedores escolares, vitales para que un chico se pueda concentrar en una clase, se ignoran las condiciones de hacinamiento de los salones. En consecuencia nos puede parecer casi utópico que un colegio público brinde clases de apoyo por fuera de horario, profesores ayudantes, y que se brinden talleres extracurriculares.

El sistema educativo funciona honrando el espacio y condiciones de trabajo, pero también reconociendo monetariamente al trabajador. El sueldo básico de un profesor en Finlandia se inicia en los 2500 euros mensuales ($44.600), mientras que en Argentina apenas supera los $10.000 (570 euros) más adicionales no bonificables; es decir casi cinco veces inferior.
Dicho de otra manera, el sueldo del Primer Ministro de Finlandia (13.000 euros) es 5,2 veces el salario mínimo docente. El sueldo presidencial en Argentina es de $173.000, osea 17 veces superior al mínimo docente.

Si bien el discurso público en torno a la educación sea similares, la eficiencia de los resultados es totalmente opuesta. Una situación que nunca mejorará si: los salarios docentes rozan la línea de pobreza ($13.156 - Familia tipo), las pedagogías y planes de estudio no se modernizan acordes a un plan integral, y se permite el continuo deterioro de las infraestructuras en vez de readecuarlas.


Por Sosa Damián Ezquiel


Nota: El Presidente Mauricio Macri dona a beneficencia el 100% de su salario.

Archivado en:: , , ,

0 comentarios